Web Oficial
Mi reserva
Hotel Alcomar  header
Home > Las joyas del prerrománico asturiano

Las joyas del prerrománico asturiano
Hotel Alcomar



Seis son las joyas del prerrománico asturiano declaradas como Patrimonio Mundial por la Unesco que se extienden a lo largo de todo el Principado de Asturias. Este estilo arquitectónico, llamado también Arte Asturiano, se entiende como el conjunto de obras realizadas durante los siglos VIII, IX y X en el ámbito de la pintura, la escultura y muy especialmente la arquitectura. Descubre el arte prerrománico asturiano y las joyas repartidas a lo largo de esta comunidad autónoma bañada por el Cantábrico.

El prerrománico asturiano surgió con el nacimiento de la monarquía de Asturias a partir del siglo VIII y es uno de los símbolos más característicos del arte de esta región, pues solo se encuentra en el Principado al estar estrechamente vinculado al primer reino cristiano de la Península Ibérica tras la conquista musulmana.

La característica principal de este estilo es el predominio de la arquitectura, fundamentalmente abovedada. Dentro de ella, destacan las siguientes notas: el sillarejo, la mampostería y el ladrillo en los muros, reservando los sillares para las esquinas y los elementos de refuerzo.

Seis obras del prerrománico asturiano

Las seis obras del prerrománico asturiano más destacadas se encuentran a tan solo 30 minutos en coche del Hotel Alcomar, por lo que nuestro alojamiento es ideal si decides recorrer los elementos de este estilo arquitectónico reconocidos por la Unesco bajo el nombre “Monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias”. Te mostramos cuáles son y dónde es encuentran:

Santa María del Naranco
El monte Naranco de Oviedo alberga la obra más significativa del prerrománico asturiano. Esta iglesia se encuentra a cuatro kilómetros de la capital de provincia y fue mandada construir como palacio por el rey Ramiro I, aunque en principio su uso fue de Aula Regia, o lo que es lo mismo, sala de recepciones o salón del trono.

Santa María del Naranco es un edificio de planta rectangular, que terminó de construirse en el año 842, dividido en dos pisos: una cripta en la parte inferior y una planta superior diáfana a la que se accede por una escalera doble exterior. Las vistas panorámicas de Oviedo desde la colina convierten a Santa María del Naranco en un lugar imprescindible dentro de la ruta del prerrománico asturiano, desde donde podrás tomar preciosas fotografías.

San Miguel de Lillo
El rey Ramiro I mandó edificar muy cerca de Santa María del Naranco la Iglesia de San Miguel de Lillo, alrededor del año 842, dedicada a San Miguel Arcángel. Actualmente se conserva en pie únicamente un tercio del edificio original ya que, durante la baja Edad Media, se derrumbó una parte de la iglesia y tuvo que ser reconstruida.

El interior está dividido en tres naves separadas por columnas apoyadas en bases decoradas con símbolos evangelistas que levantan un techo abovedado.

Santa Cristina de Lena
A tan sólo 50 kilómetros de Gijón se sitúa sobre una colina del valle del río Lena la Iglesia de Santa Cristina de Lena, otro de los edificios declarados Patrimonio Mundial por la Unesco del prerrománico asturiano.

Consta de una planta de cruz griega, inhabitual en la arquitectura asturiana, rodeada de naturaleza y preciosos pueblos que la rodean que también podrás visitar durante tu escapada en el Hotel Alcomar, como Mieres o el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, un paraje espectacular considerado Reserva de la Biosfera.

San Julián de Los Prados
La Basílica de San Julián de Los Prados, en Oviedo, conocida también como Santullano, es considerada el edificio más antiguo y más grande conservado del prerrománico asturiano. Fue construida durante el reinado de Alfonso II el Casto y estaba dedicada a San Julián y a su esposa Santa Basilisa.

En su interior cobra especial relevancia la decoración pictórica, tanto en extensión como en variedad de iconos representados en su época en toda Europa occidental.
Cámara Santa de Oviedo
La Cámara Santa en la Catedral de Oviedo, otro de los monumentos declarados por la Unesco, fue fundada como capilla palatina por un rey asturiano. Esta cámara alberga el Arca Santa y el Santo Sudario y desde su creación ha sido punto de encuentro de peregrinos, devotos y viajeros.

En la actualidad, gracias a una restauración, se pueden contemplar las tallas románicas de figuras de los apóstoles.

La Foncalada
La Foncalada, también en la ciudad de Oviedo, es un ejemplo único de construcción civil del prerrománico.

Fue construida en el siglo IX durante el reinado de Alfonso III el Magno y alberga un manantial de agua potable que se recoge en una piscina cubierta, en cuyo frontón está esculpida la Cruz de la Victoria con el alfa y el omega.

Si quieres realizar la ruta por los elementos más destacados del arte prerrománico asturiano, alójate en el Hotel Alcomar, situado frente al mar. Aquí podrás disfrutar de la cercanía a estos seis edificios declarados por la Unesco y de una amplia variedad de servicios para garantizarte todo el confort y comodidad durante tu estancia, como aparcamiento o bar-cafetería para empezar el día con energía con un delicioso desayuno antes de emprender tu excursión.

¡Escoge ya mismo tu habitación y descubre el arte prerrománico asturiano desde Gijón, una ciudad llena de encanto!